Posted in DERECHO, OBLIGACIONES, PENSAMIENTOS

Diferencias entre el concepto de nulidad, resolución, ineficacia, inoponibilidad, ilicitud.

SON INSTITUTOS MUY DIFERENTES, CON ALGUNAS SIMILITUDES PERO APLICABLES EN DISTINTOS SUPUESTOS DE HECHO. POR TAL MOTIVO HARÉ UN PEQUEÑO RESUMEN DE CADA INSTITUTO PARA PODER DENOTAR LOS CARACTERES QUE MÁS LOS DIFERENCIAN.

  • El fenómeno de la nulidad es la consecuencia de la falta de los requisitos que son necesarios para producir efectos. Según se trate de una irregularidad en el plano estructural (nulidad absoluta) o una irregularidad en el plano funcional (nulidad relativa) podremos llegar a un mismo resultado, las restituciones mutuas, por medio de una sentencia declarativa o sentencia constitutiva respectivamente. La ineficacia se deriva de un vicio originario.
  • La resolución es un derivado de un sinalagma funcional, su función es volver ineficaz el contrato mediante un juicio ordinario, con eventual plazo de gracia que producirá la represtinación gracias a una sentencia constitutiva. La ineficacia es superviniente al incumplimiento.Cuenta con dos presupuestos: existencia de incumplimiento (excepción art 33 Ley 17250) y que sean contratos bilaterales (excepción: art 1632 – donación modal). Se aplica en materia contractual por el art 1431 CCU.
  • La ineficacia es la no producción de efectos o la producción de efectos que pueden ser eliminados luego. La eficacia es la culminación del proceso de concatenación de etapas (capacidad, consentimiento, objeto, casusa y … sigiendo los autores Cafaro y Carnelli, se agrega, poder normativo negocial). El poder normativo negocial es un instrumento práctico inherente a la capacidad jurídica del sujeto; es la posibilidad que nos brinda el ordenamiento jurídico de crear derecho positivo. Para poder tener poder normativo negocial debo ser sujeto de derecho con capacidad jurídica, y obviamente capacidad de obrar, se pueden vislumbrar en normas de derecho positivo como son art 779 en sede testamento, art 431 en sede de curatela, art 2328 en sede de hipoteca, entre otros  Gamarra afirma que entre los efectos del contrato se enuncia, en primer término, su obligatoriedad; porque el contrato vincula imperativamente a las partes, crea una regulación perceptiva de intereses, esto es LA FUERZA VINCULANTE. El principio de relatividad del contrato sustentado por el art 1293 nos plantea el ámbito de aplicación que será acotado a las partes. Sigueindo la doctrina tradicional, la relatividad apunta a determinar qué sujetos resultan obligados o a quiénes alcanza la eficicia; nueva doctrina que divide la eficacia en obligacional (emerge de un derecho personal, relativo, sustentado por art 473 CCU) y normativa (ámbito de aplicación o validez, subjetivo y de alcance en principio general), el art 1293 para ésta nueva doctrina es el límite material, subjetivo, impuesto por la ley, es el poder normativo negocial; con la excepción de los art 1254 a 1256 (sujetos que no participaron materialmente en la formación del contrato pero resultarán vinculados, ampliando su ámbito de aplicación subjetivo). En fin, el contrato es una convención productora de obligaciones, es eficaz entre las partes (art 1292, art 1247) pero ineficaz frente a terceros (art 1293), entendiendo a tercero en oposición de parte, no es un centro de interés el tercero.
  • La inoponibilidad es la situación jurídica que el contrato produce, no tiene que ver con el principio de relatividad del contrato. En lo que refería a que el contrato es una convención productora de obligaciones, éstas modifican las situaciones jurídicas que son oponibles a terceros. Sin embargo, está la excepción: LOS TERCEROS INTERESADOS, a éstos le son INOPONIBLES. Depende casi exclusivamente de la ley y pueden beneficiar o perjudicar al tercero. Presupone una cierta relación entre parte y tercero. Peirano Facio plantea que ésta es una excepción al principio de relatividad del contrato, pero algunos opinan que es un efecto reflejo originado de la conexión. Ejemplos de inoponibilidad en derecho civil positivo uruguayo: – desalojo promovido por acreedor anticrético (art 45 decreto ley 14219), desalojo promovido por fiador (art 20 ley 15799).
  • La ilicitud es la invasión de la esfera jurídica ajena, que lesiona derechos, interese o situaciones jurídicamente protegidas. La ilicitud requiere de dos requisitos: non iure y contra iure. En sede extracontractual, sus causas de justificación son: ejercicio de un derecho (art 1321 – acá no se computa el requisito del non iure), legítima defensa o estado de necesidad (art 26 y 27 Código Penal). Hay cuatro teorías sobre la ilicitud: a- teoría de la norma jurídica, es un obrar contra derecho, b- teoría imperativista, es una antijuridicidad subjetiva, c- teoría antijuridicidad, en un doble aspecto: interno (juicio de culpabilidad), y externo (juicio de ilicitud), d- teoría de Peirano Facio, quien sustituye la noción restringida de ilicitud por una más amplia (apartamiento de la ley, buenas costumbres, orden público, moral, y deber de prudencia)
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s